Todo Tren

LO QUE DEJÓ LA VISITA DE CRISTINA A CHINA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LO QUE DEJÓ LA VISITA DE CRISTINA A CHINA

Mensaje por gaston9093 el Mar Feb 10, 2015 8:51 am



Permitirá al país diversificar la matriz energética y la cartera de productos, y lograr financiamiento para avanzar en el desarrollo de los ferrocarriles, entre otros puntos que resultan neurálgicos para avanzar en el camino del desarrollo.

El año 2015 amaneció para la República Argentina teñido del rojo del Oriente luego de los nuevos acuerdos económicos y políticos con la República Popular China. Para quienes intentan estrechar las famosas relaciones impregnadas de banderas con barras y estrellas, la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al país implica una mayor participación del gigante asiático en los recursos naturales. En cambio, para quienes están interesados en diversificar la matriz energética, asegurar una importante demanda de exportaciones y mejorar las condiciones de financiamiento, es una oportunidad para lograr una inserción estratégica de cara al futuro, señaló Tiempo Argentino.

Entre algunas de las nuevas apuestas del gobierno argentino está un memorándum de entendimiento entre el Ministerio de Economía argentino y el Export Import Bank of China por el financiamiento de la Central Termoeléctrica Manuel Belgrano, que superará los U$S 1000 millones. Asimismo, el ministro Axel Kicillof firmó un acuerdo con el Eximbank para financiamiento en términos generales de más de U$S 1600 millones.

Por otro lado, el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, acordó la cooperación en la construcción del Proyecto de Construcción de un Reactor de Agua Presurizada en el país, también conocido como la quinta central nuclear (de agua liviana y uranio enriquecido) y la cuarta, de agua pesada y uranio natural. Entre las dos, las centrales nucleares costarán U$S 13 mil millones, y cada una tendrá un 50% y un 70% de componentes nacionales, respectivamente.

Además, durante la estadía de la presidenta, llegaron los primeros U$S 187 millones del financiamiento de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, que se realizará en los próximos años y costará U$S 4716 millones. Estas represas, junto con el proyecto de renovación integral del ferrocarril Belgrano Cargas de U$S 2470 millones, suman una inversión real de U$S 7186 millones. Si se incluye el swap entre el Banco Central de la República Argentina (BCRA) con el Banco Popular Chino de U$S 11 mil millones y las nuevas obras en camino, sumarán una apuesta del país oriental por el nuestro de más de U$S 32 mil millones, una cifra inédita en la historia.

Las intensificadas relaciones con China han generado debates entre los especialistas en el país. Por un lado, existe una visión optimista respecto de la complementariedad de los países.

“Esto es parte de la estrategias que la Argentina viene desarrollando desde hace años y están en consonancia con los destinos de la política exterior latinoamericana que beneficia el eje Sur-Sur”, explica la economista Fernanda Vallejos.

Para la experta, existe un cambio de época en cuanto a las relaciones internacionales de la Argentina y en su importancia económica a nivel mundial. “China es el centro del reordenamiento geopolítico del mundo. Las relaciones globales están cambiando y los ejes de poder político y económico que solían regir el comercio y las inversiones internacionales retroceden ante esta potencia naciente. En este sentido, es estratégica la unión política con la Argentina de cara al futuro”, explicó Vallejos.

El despliegue de China en la región es contundente. El último 8 de enero, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió compromisos de inversión por parte de China de U$S 20 mil millones, y Ecuador recibió financiamiento por U$S 5300 millones. El año pasado, el Consejo Empresarial Brasil-China estimó que las inversiones de empresas orientales en Brasil por U$S 68 mil millones, de los cuales U$S 24.400 millones ya se estaban ejecutando. Con vistas a estrechar las relaciones comerciales en el futuro, el presidente chino, Xi Jinping, aseguró que la llegada de divisas en concepto de inversión en América Latina en los próximos diez años será de U$S 250 mil millones.

Pero no todos coinciden en los efectos benignos de los acuerdos. Mariano Lamothe, de la consultora Abeceb, desestimó los beneficios de largo plazo de las inversiones. “Hay que plantear que no son acuerdos estratégicos, están basados en la necesidad de dólares. Por eso ofrece demasiadas concesiones para las empresas chinas, como las licitaciones directas y exenciones impositivas, que impiden la igualdad de condiciones”, señaló el especialista, que agregó que “la única ayuda es que te financian ahora que estamos aislados de los mercados financieros internacionales, por una decisión política. Pero en el mundo existe financiamiento a tasas mucho más bajas.”

El extractivismo de algunos acuerdos y la potencial primarización de la economía también preocupan a Lamothe. “El potencial de China es el crecimiento de la clase media, que demandará más alimentos procesados. Pero, hoy por hoy, nos compran porotos, por lo que no es que tenemos una complementariedad que nos hace vender productos manufacturados”, señaló. Asimismo, Lamothe opinó que los acuerdos de intercambio de conocimientos en materia de minería entre el Servicio Geológico Minero argentino y el chino, apuntan una mayor explotación del litio, que se utiliza para la creación de baterías.”

Para Vallejos, en cambio, el destino de las inversiones no generará una primarización, y depende de cómo la Argentina aproveche las inversiones chinas para generar infraestructura. “El crecimiento del comercio con China es generalizado en toda la región, y sin embargo, muchos países limítrofes como Brasil han primarizado su economía y la Argentina no.” Vallejos atribuyó estas críticas al “posicionamiento de la oposición de carácter electoral contra todo lo que encabeza el gobierno nacional y a la oligarquía local que, con sus actitudes retrógradas, pretenden volver a los imperios tradicionales”.

Para la economista, la diferencia estará en las políticas económicas autónomas de la Argentina en el mediano y largo plazo. “Es irracional no aprovechar las oportunidades chinas. Pero lo que tenemos que hacer nosotros es continuar con el proceso de reindustrialización. Su éxito dependerá del resultado en las urnas el próximo octubre, ya que son los candidatos opositores los que piden retroceder en el desarrollo inclusivo”, concluye.

Es evidente que las nuevas relaciones con China abren nuevos debates y desentierran viejas polémicas. Sin embargo, la cooperación estratégica ayuda a una estabilización en el corto y mediano plazo, sorteando la restricción externa con mayores exportaciones e inversión y tiende un puente hacia el pensamiento estratégico de largo plazo que libere el potencial argentino. «

“Va a trascender en lo cultural”

La presidenta de la Argentina, Cristina Fernánez de Kirchner, afirmó que la integración entre Argentina y China “no sólo abarca la inversión en materia de infraestructura, sino que también va a trascender a lo cultural y también a lo comunicacional”, a través de una videoconferencia con la provincia de Santa Cruz, que mantuvo desde el país asiático, donde se encuentra hace tres días en una visita que incluyó un encuentro con el jefe de Estado chino, Xi Jinping.

Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que la República Popular de China, “teniendo como horizonte el crecimiento de su país, ha logrado convertirse hoy en la primera economía del mundo y en un actor global de primerísima línea”. “Debe enseñarnos a los argentinos, y también como ejemplo al resto del mundo, que la perseverancia y la convicción en la consecución de los fines de la nación es el instrumento más importante que pueda haber en la historia de un pueblo para poder superar las adversidades y las dificultades”, completó la primera mandataria de la Argentina.

Carne, miel y uva

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, resaltó los acuerdos de “amplia repercusión para la economía y el futuro de nuestro país” alcanzados con China, y se mostró satisfecho por los entendimientos logrados. Casamiquela detalló que “se planteó la apertura del mercado de la carne enfriada hacia China, dado que Argentina está vendiendo entre 15 y 16 mil toneladas de carne congelada, pero esto implicará un gran saldo porque se trata de una calidad diferente y de otro nivel”. Además, el ministro argentino indicó que “nuestro planteo fue claro y directo, y así también logramos abrir el protocolo sanitario y comenzar con la exportación de la uva de mesa”.

Agregó que “además el mes venidero va una misión china hacia nuestro país para certificar el proceso de calidad de miel y luego se vendrá el informe de ellos, la cuestión de protocolo, pero aun así estimamos que antes de fin de año vamos a exportar este y otros productos”. Casamiquela reveló que se dialogó con las autoridades chinas en torno a “potenciar inversiones en el sector agroindustrial argentino, para trabajar con mayores niveles de valor agregado y exportar productos más elaborados”. Por último, explicó que la exportación de manzana y peras “se encuentra abierta desde julio (cuando Cristina y Xi Jinping se reunieron en Buenos Aires) y en noviembre se abrió el mercado de sorgo , donde China pasó a ser el principal importador y allí se le abren oportunidades magníficas”.

Jornada Online
avatar
gaston9093
Moderador

Mensajes : 4556
Fecha de inscripción : 01/09/2013
Edad : 44
Localización : Ingeniero Pablo Nogues

http://todotren.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.